Vegetales crudos o cocidos: ¿cómo son más saludables?

Vegetales crudos o cocidos: ¿cómo son más saludables?
13 julio, 2017

Es un hecho conocido que comer vegetales es muy saludable. Sin embargo, cuando de maximizar su contenido nutricional se trata, la duda llega: ¿como debo comerlos, crudos o cocidos?

Muchos entusiastas del movimiento “raw food”, que significa “comida cruda” en español, aseguran que al cocer los vegetales se está dañando y hasta destruyendo sus propiedades nutricionales. En algunos casos esto es cierto, pero no es una regla general.

En otras ocasiones nos veremos beneficiados al cocer los vegetales. Recordemos que cocer los alimentos es crucial en nuestras dietas actuales, y es en gran medida este proceso el que permitió la evolución del ser humano.

El proceso de cocción suaviza las fibras de los alimentos, lo que nos permite digerir y absorber nutrientes sin utilizar grandes cantidades de energía.

Entonces, ¿cómo son más saludables? ¿crudos o cocidos? Depende del vegetal, algunos resultan más saludables crudos y otros cuando están cocidos.

 

Cuándo comer vegetales crudos y cuándo cocerlos

Las personas que suelen llevar dietas en las que comen únicamente vegetales crudos, suelen tener niveles normales de vitamina A y niveles relativamente altos de betacarotenos, que son poderosos antioxidantes presentes en los vegetales verdes y amarillos.

Sin embargo, presentaron niveles bajos de licopeno. El licopeno es el responsable de darle su color rojo o rosáceo a algunos vegetales, como el tomate y los pimientos rojos. Consumir licopeno se ha asociado a una reducción de riesgo de padecer cáncer.

Un estudio halló que cocer los tomates aumenta la presencia de licopeno, pero reduce su cantidad de vitamina C. Pero la vitamina C está presente en la mayoría de frutas y vegetales, por lo que es fácil conseguirla de otras fuentes, este no es el caso del licopeno.

Lo anterior es solo un ejemplo, como verás es muy difícil para los científicos comparar las propiedades nutricionales de los vegetales en su versión cruda con su versión cocida.

Por eso, la recomendación es que se opte por comer una mezcla de vegetales crudos y cocidos. Unos espárragos salteados junto a una ensalada de lechugas y pimientos crudos, por ejemplo.

 

Consejos finales:

Sin importar si vas a comer los vegetales crudos o cocidos, la idea es que tanto tú como tu familia los coman. Todos debemos comer frutas y vegetales, al menos 5 a 7 porciones diarias. La razón por la que los cocemos es para que tengan mejor sabor, y si tienen mejor sabor es más probable que los comamos.

Eso sí, cuando decidas cocerlos, para preservar mejor sus propiedades nutricionales opta por prepararlos al vapor, hervidos o salteados con un chorrito de aceite.

Al hervirlos no permitas que se ablanden demasiado y trata de usar el agua para preparar una sopa o arroz, así aprovechar los nutrientes que se diluyen en ella.

Para comerlos crudos, para hacerlos más atractivos puedes agregarles aderezos o vinagretas, quedan muy bien los que son a base de aceite de oliva.