Señales que bebes poca Agua

Señales que bebes poca Agua
12 agosto, 2016

El agua en su estado natural produce mucho más placer y salud que una taza de café o una botella de gaseosa. Aun así, muchos no ingieren la cantidad de agua suficiente cada día, dejando a su cuerpo en escasez de este vital líquido. Si notas alguna de las siguientes señales, necesitas tomar más agua.

  1. Sientes la boca seca:
    Es un síntoma mucho más evidente que sus consecuencias. Por supuesto que cuando experimentas esta sensación vas en busca que algún líquido, pero las bebidas dulces, por ejemplo, sólo proporcionan una solución temporal al problema. El agua potable lubrica las mucosas en la boca y garganta, así la humedad permanece, como debe ser.
  2. Tienes la piel seca:
    La piel es el órgano más grande de tu cuerpo y también necesita humectación. La piel seca es uno de los primeros síntomas de la deshidratación completa que puede traer consecuencias mucho más serias. La falta de agua significa también falta de sudor que se ve reflejado en la imposibilidad del organismo de limpiarse a sí mismo (además de la orina), y dejar salir el exceso de grasa, sin hablar de la función termorreguladora del sudor
  3. Sientes tus ojos secos:
    Una de las señales de escases de agua en el organismo es tener los ojos rojos (una vez más, recuerda tu última resaca). Sin la cantidad necesaria de agua tus canales lagrimales se secan, y eso puede afectar a tus ojos, especialmente si usas lentes de contacto.
  4. Tu masa muscular disminuye:
    Tus músculos también se componen principalmente de agua. Por eso entre menos agua tengas en el organismo, tendrás menos masa muscular. Beber agua antes, durante y después de entrenamientos y actividades físicas no sólo es necesario para sentirse bien, sino que además es muy importante para reducir la probabilidad de inflamaciones y dolor relacionado con el ejercicio
  5. Tienes problemas digestivos:
    Ya hemos hablado de lo importante que es humectar la mucosa oral, y eso tiene que ver con todo el sistema digestivo. Sin la humectación necesaria la densidad de la mucosa estomacal se reduce y eso permite que el ácido gástrico dañe tus órganos internos, lo que conlleva a lo que comúnmente llamamos acidez estomacal e indigestión.

Fuente: http://cuidatusaludconmigo.com/