Propiedades cardiovasculares de frutos secos

Propiedades cardiovasculares de frutos secos
25 Mayo, 2017

Los frutos secos son conocidos por su alto contenido en grasas saludables, los cuales aportan efectos positivos a nuestra salud cardiovascular. Por lo cual es recomendable incluirlos en nuestros platos diarios.

Los frutos secos son alimentos tradicionales de la dieta mediterránea por su elevado contenido energético, su aporte de fibra, su bajo contenido de grasa saturada y su elevado aporte de grasa insaturada.

El estudio reciente de PREDIMED aconseja una dosis total de 30 gramos al día.

Algunos de los beneficios de los frutos secos son:

  • Ayudan a reducir los niveles de colesterol “malo” y aumentar el “bueno”, ya que contienen ácidos grasos oleicos y linoleicos y los tan populares Omega 3. Todas estas equilibran los niveles de colesterol en sangre y se convierten en protectores del sistema cardiovascular, reduciendo el riesgo de padecer ataques al corazón.
  • Son fundamentales para combatir a los radicales libres, esas sustancias que son responsables por la formación de enfermedades degenerativas y el envejecimiento prematuro.
  • Son excelentes para disminuir el estrés, la fatiga y el síndrome premenstrual, debido a sus aportes en ácido fólico, muy bueno a su vez para aumentar las defensas en el organismo.
  • Ofrecen fibra, poca grasa saturada y mucha insaturada, proteína vegetal, proteínas y sustancias bioactivas como los flavonoides. Aportan también minerales, potasio, calcio, fósforo, hierro, zinc, entre otros.
  • Disminuyen el índice glucémico.
  • Mejoran la función endotelial de los vasos sanguíneos.
  • Poseen un efecto anti-inflamatorio.
  • Fuente importante de Fitoesteroles que ayudan a reducir el colesterol total y el LDL.
  • Se pueden comer crudos y preparados en platos dulces y salados.
  • Fácil Conservación.
  • Presentan una escasa posibilidad de originar problemas de higiene alimentaria.
  • Tienen un efecto saciador.
  • Excelente fuente de fibra dietética.
  • Alto contenido de energía, minerales y vitaminas.

Ahora incluye en tus comidas los frutos secos, ya sea que estés a dieta o no son una gran porción para tu salud cardiovascular.