Preparación de Alimentos e Higiene

Preparación de Alimentos e Higiene
5 agosto, 2016

Te damos algunas recomendaciones para que tomes muy en cuenta a la hora de preparar los alimentos del bebé.

  • Los alimentos deben prepararse sin adición de sal, azúcar, ni saborizantes salados o dulces. Los alimentos o preparaciones dulces no son recomendables hasta que haya comido otros platillos ya que pueden provocar sensación de saciedad temprana, tampoco se deben utilizar como recompensa. Las niñas o niños tienden a rechazar los alimentos muy cocidos.
  • Debe tenerse presente que al iniciar la alimentación complementaria es frecuente encontrar rechazo inicial a nuevos sabores, nuevas texturas y nuevos olores o temperaturas, por lo que debe reiterarse el ofrecimiento en dos o tres oportunidades en días distintos, si el rechazo persiste debe suspenderse temporalmente y se debe intentar nuevamente en forma progresiva.
  • La temperatura ideal del alimento es de más o menos 37°C. (temperatura corporal). No es conveniente enfriar el alimento delante de la niña o niño. La espera y las manifestaciones de riesgo a quemarse producen ansiedad y temor.
  • Es recomendable que el alimento sea dado siempre en el mismo lugar, por la misma persona, en un entorno agradable y tranquilo y usando utensilios que la niña o niño identifique como propios, ya que las rutinas le ayudan a organizar sus patrones de interacción social.
  • Es preferible usar purés y papillas preparados en casa que los alimentos industrializados, ya que éstos además de ser caros tienen menor valor nutritivo.
  • La persona que prepara los alimentos debe lavarse las manos antes y lavar los utensilios.
  • Lavar bien las verduras y frutas en agua limpia, de la que se usa para beber.
  • Utilizar el agua de cocción de los alimentos para preparar los purés o papillas y de esta forma aprovechar las vitaminas y minerales que contienen.
  • Utilizar poca agua para cocinar las verduras cuando sea necesario.

Fuente: http://www.fao.org/