¡No Comas Mucho!

¡No Comas Mucho!
6 abril, 2016

Todo el tiempo estamos expuestos a toda clase de alimentos que se vuelven un gran problema si estamos buscando bajar de peso. Realmente es una especie de lucha entre los alimentos chatarras o las comidas rápidas al alcance de nuestras manos y nuestras ganas de adelgazar.

Existen ciertos trucos para bajar de peso rápidamente así como también determinadas claves para adelgazar que nos pueden ayudar en esta lucha que involucra y enfrenta nuestro ímpetu a nuestros malos hábitos y a lo que nos resulta más cómodo.

Hoy te brindamos 5 soluciones naturales para dejar de comer excesivamente, el primer paso para bajar de peso.

Come despacio

Uno de los más importantes a tener en cuenta para dejar de comer excesivamente, y que muchísimas veces pasamos por alto. Ya sea por una rutina específica o por nuestros contratiempos, muchas veces comer nos lleva menos de 10 minutos.

He aquí el grave problema, amigos. El cerebro tarda entre 10 y 15 minutos en concebir y registrar adecuadamente que nos hemos alimentado y en emitirle al cuerpo la señal de que estamos saciados, de que ya estamos llenos. Así que mientras más lento te alimentes, menos excesivas serán las cantidades.

Un buen consejo es no dar más de dos bocanadas por minuto y también conversar con alguien durante la comida. De esta manera, estarás dándole el tiempo suficiente al cerebro para trabajar en relación al apetito.

Reduce la comida frente al estrés

Aunque quizás no hayas notado cómo te alimentas mientras te encuentras enfrentando un período de estrés, lo haces de forma exageradamente excesiva.

Ante estos factores y ciertas situaciones estresantes como, por ejemplo, en la oficina del trabajo, se presenta una tendencia a comer en exceso. Para evitar esto, un buen consejo a tener en cuenta es eliminar todas las comidas de las zonas en la que generalmente sientes estrés. Continuando con nuestro ejemplo, procura quitar todos los dulces, golosinas y todos los alimentos que encuentres en tu oficina o tu espacio de trabajo.

Ponte firme al hacer las compras

Tanto en el supermercado como en el restaurante o en cualquier tienda de las tantísimas que ofrecen alimentos a nuestra persona, debes ponerte firme y con determinación saber cuáles alimentos elegir y cuáles no.

Consejo: haz una lista con las cosas que necesitarás antes de salir de compras, sé cauteloso, no te dejes llevar por las apariencias y procura ir siempre luego de haber saciado tu apetito.

También procura demorar poco dentro de la tienda. Los alimentos y sobre todo los más perjudiciales para la dieta, están dispuestos en el local de una manera particular en la que buscan captar tu atención de inmediato y provocar en ti la necesidad de compra. ¡Debes ser fuerte!

Comidas pequeñas y tentempiés

Alimentarnos de forma adecuada implica las 3 comidas diarias, eso es un hecho. Por otro lado, no necesariamente nuestros platos tienen que saciarnos excesivamente y deben tener un tamaño razonable.

En realidad comer poco muchas veces funciona con mucha más eficacia que comer mucho en solo 3 comidas. Es muy importante que nunca sientas hambre, pero debes tener mucho cuidado con que elementos utilizas para ello. Lo mejor es comer frutas, vegetales y cereales. Uno de los mejores ejemplos son las manzanas y puedes comer 1 cada dos horas si así lo deseas, sin que afecte la dieta.

Aprende a reconocer tu apetito

Sentir hambre, ganas de comer y tener apetito presenta siempre diferentes niveles y debes aprender a distinguir cuándo realmente estás sintiendo hambre y cuándo sencillamente tienes ganas de comer algo.

No seas caprichoso, como vimos puedes comer cada dos horas pero dependiendo qué cosa. Aprendiendo a reconocer nuestro apetito sabremos qué debemos elegir para comer y en qué momento hacerlo, por ello es muy importante saber cuándo realmente tenemos hambre.

Fuente: http://www.imujer.com/salud/4049/5-soluciones-naturales-para-dejar-de-comer-excesivamente