Los colores de las frutas y verduras nos indican qué nutrientes contienen

Los colores de las frutas y verduras nos indican qué nutrientes contienen
8 junio, 2017

Diariamente debemos comer al menos cinco porciones de frutas y verduras, idealmente siete. Pero además de la cantidad, es muy importante comerlas de diferentes colores, porque así obtendremos un rango de nutrientes más amplio.

Si compras un paquete de galletas es muy fácil saber qué nutrientes contiene, solo debes leer la etiqueta nutricional. Los colores de las frutas y verduras funcionan de la misma forma que esas etiquetas.

Cada color corresponde a componentes únicos que están presentes en las frutas y verduras, y que son esenciales para nuestra salud.

Comer suficientes frutas y verduras de múltiples colores, nos ayudará a prevenir enfermedades cardiovasculares, mantener el sistema inmune en buen estado y hasta combatir los signos de la edad.

Tal vez te interese leer: importancia de las frutas y verduras en la dieta

 

Nutrientes color por color

 

colores de las frutas y verduras

Rojo:

Una fruta o vegetal de color rojo brillante es un muy buen indicador de antioxidantes y betacarotenos, encargados de proteger y favorecer la regeneración de las células. Esto significa que combaten los signos de la edad y son buenos aliados en la prevención de varios tipos de cáncer.

Otro indicador súper importante es la presencia de licopeno, asociado a la reducción del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. A los hombres se les aconseja consumir constantemente frutas y verduras rojas, porque sus componentes ayudan a prevenir problemas en la próstata.

Ejemplos: tomate, rábanos, pimientos rojos, frijoles rojos, cebolla roja, fresas, frambuesas, cerezas, manzanas rojas.

 

colores de las frutas y verduras

Verde:

Este es el color que más deberíamos consumir. Nos indica un alto contenido de clorofila, ideal para fortalecer el sistema inmune y oxigenar la sangre.

Son excelente fuente de vitamina C y K, ácido fólico y otros minerales esenciales como magnesio, calcio y potasio, lo que los hace más que recomendados para combatir la anemia y el cansancio crónico. También ayudan a mantener la buena salud de nuestra vista.

Ejemplos: las hojas verdes, como espinaca, lechuga, kale, arugula, etc. (mientras más oscuro el tono de verde, mejor). Brócoli, espárragos, apio, pepino, pimientos, kiwi, limón, peras, manzanas verdes, entre muchísimos otros.

 

colores de las frutas y verduras

Amarillo y naranja

Estas frutas y verduras obtienen su brillante color de unos componentes llamados betacarotenos, que son poderosos antioxidantes. Contienen altas dosis de vitamina C y A, por lo que mantienen tus ojos saludables.

Estos alimentos previenen el envejecimiento prematuro, ayudan a mantener bajos los niveles de colesterol y regulan la presión arterial. Promueven la formación de colágeno, tan necesaria para nuestras articulaciones, y ayudan en el proceso natural de desechar toxinas.

Ejemplos: naranja, mandarina, zanahoria, melocotones, mangos, melón, maíz dulce, pimientos amarillos, papaya, piña.

 

colores de las frutas y verduras

Azul y morado:

Mientras los nutrientes de las frutas y verduras verdes son los que más necesitamos, los de las azules y moradas son los que requerimos en menor cantidad, pero siguen siendo importantes.

Son ricos en fitoquímicos, que cumplen funciones antioxidantes que disminuyen el riesgo de padecer cáncer. También contienen fibra, luteína, vitamina C y flavonoides. Ayudan en la salud digestiva y del tracto uterino, promueven la absorción de calcio y otros minerales, combaten la inflamación y son aliados del sistema inmune.

Ejemplos: berenjena, mora, uvas, granada, ciruelas, papa morada, repollo morado, arándanos, remolacha.

 

colores de las frutas y verduras

Blanco:

Las frutas y verduras blancas obtienen su color de los compuestos de polifenoles con propiedades antioxidantes llamadas antoxantinas, que pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades del corazón.

Contienen fibra, potasio, vitamina C, beta glucanos, lignanos y varios tipos de fitoquímicos, que propician una potente actividad del sistema inmune, reducen el riesgo de padecer cáncer de colon, mama y próstata. También son maravillosos para mantener el equilibrio hormonal y combatir las infecciones bacterianas.

Ejemplos: ajo, coliflor, champiñones, cebolla, puerro, banano, jícama, yuca, papa, maíz blanco.

 

Ahora, asegúrate que tu plato y el de tu familia sea un arcoiris de colores.