El tomar agua favorece al rendimiento cerebral de adultos en la tercera edad.

El tomar agua favorece al rendimiento cerebral de adultos en la tercera edad.
12 mayo, 2017

Sabemos que la mayor parte del organismo humano está conformado por agua y que la deshidratación es la pérdida de la misma. El tener un nivel muy alto de deshidratación puede llegar a ser peligrosa para el funcionamiento de nuestro cuerpo.

En las personas mayores es mucho más alto el riesgo ya que la respuesta de su cuerpo a la sed es menor.. En ellos las necesidades de agua son aproximadamente de 2 litros diarios. Sufrir deshidratación no sólo les causa importantes daños físicos, también afecta a la función cognitiva y, lo que es más novedoso, a su estado de ánimo.

La falta de líquido afecta a diversas actividades intelectuales, especialmente a la atención, la psicomotricidad y la memoria inmediata”. Así lo muestra un estudio español publicado en Journal of the American College of Nutrition.

La deshidratación no empieza con una falta de líquido elevada a partir del 8-10% donde hay riesgo de muerte. Sino que comienza con la deshidratación ligera de 1-2% donde afecta al rendimiento en general, a la memoria, a la coordinación motora y también provoca fatiga.

Esto es mucho más peligroso para una persona mayor ya que su cerebro no manda el mensaje sobre la necesidad de beber agua y se puede pasar a una deshidratación severa.

Si un adulto mayor no bebe la cantidad suficiente de agua puede alterar todos sus procesos fisiológicos, desde el sistema circulatorio y vascular, hasta el cerebro y los riñones. También puede alterar la función cognitiva provocando así el riesgo de sufrir accidentes que pueden resultar en la muerte.

Las personas mayores suelen padecer de hipodipsia, la cual es la disminución de la neurona receptora de la sed en el hipotálamo. En los adultos no funciona muy bien y cuando les da sed resulta que ya se encuentran deshidratados y no lo saben.

Los especialistas recomiendan estar pendientes de las personas mayores y estar hidratando a cada cierto tiempo.

La catedrática de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid, Rosa Ortega-Anta, explica la importancia de la hidratación en el cuerpo humano.

Pero el mayor es vulnerable, es un individuo que ha ido perdiendo líquido. El anciano tiene menos agua que el adulto y el adulto que el niño”, señala la catedrática.

Medidas para prevenir la deshidratación en las personas mayores.

  • Asegurarse el consumo de líquidos adecuado.
  • Concientizar a las personas, sus familiares y cuidadores sobre los riesgos de la deshidratación y sus consecuencias.
  • Ofrecer fluidos a lo largo del día.
  • Tener fácil acceso al agua a lo largo del día.
  • Tomar suficiente agua junto con los medicamentos.
  • Ofrecer sus bebidas preferidas.
  • Asegurarse de que hay un consumo mínimo de 2 litros al día.

Ahora que ya lo sabes, comienza a cuidar de la salud mental y física de tus familiares mayores de edad.

Posted in Salud, Salud Ideal