Consejos para Evitar Las Varices

Consejos para Evitar Las Varices
9 septiembre, 2016

Las venas várices son el producto de las dificultades que tiene el flujo sanguíneo para regresar de las piernas hacia el corazón.

Muchos las padecen por cuestiones genéticas y hormonales, pero hay otros factores de riesgo que se pueden controlar con los hábitos de vida.

A continuación queremos compartir 6 buenas recomendaciones para prevenirlas de forma natural.

1. Realiza Actividad Física

La práctica constante de actividad física es uno de los mejores remedios naturales para prevenir cientos de enfermedades. Esta activa la circulación y estimula la eliminación de toxinas acumuladas en la sangre.

También tonifica los vasos sanguíneos y los mantiene elásticos para evitar la formación de trombos y várices.

Para obtener sus beneficios se le debe dedicar por lo menos 30 minutos al día, ya sea haciendo ejercicios como:

  • Caminar
  • Nadar
  • Montar en bicicleta
  • Yoga
  • Estiramientos
  • Bailar

En caso de que ya padecer várices, lo más conveniente es evitar las actividades de alto impacto, ya que pueden emporar el problema.

2. Utilizar prendas apropiadas

Aunque casi todos lo ignoramos, las prendas de vestir demasiado ajustadas son un problema para la buena circulación.

Al causar compresión, la ropa que ejerce presión en la cintura, las piernas y las ingles pueden alterar el retorno venoso.

Esto no solo aumenta el riesgo de várices, sino que provoca más celulitis por las dificultades que ocasiona para eliminar las toxinas.

3. Evitar el uso prolongado de tacones

Las mujeres que utilizan un calzado demasiado alto tienen más riesgos de desarrollar várices, en comparación con las que usan zapatos planos.

La presión que provocan en los pies y las piernas hace que se generen dificultades en la circulación y el retorno de la sangre.

Los zapatos no deben tener una altura superior a los 4 centímetros y tampoco deben ser demasiado angostos en la punta.

Lo ideal es que sean ventilados, amplios y elaborados con materiales que brinden mucha comodidad.

4. Mantener un peso equilibrado

Tener un peso apropiado y estable es una de las mejores soluciones para disminuir las probabilidades de desarrollar este problema.

El exceso de peso provoca una sobrecarga en los tobillos, piernas y rodillas, lo que conduce a constantes dolores musculares y de las articulaciones.

A su vez, esto dificulta la buena circulación y genera una fuerte sensación de pesadez que puede acompañarse con hormigueo, cansancio y debilidad.

5. Cambiar de postura o hacer estiramientos

Mantenerse en la misma posición por tiempo prolongado hace que se incrementen la tensión en los músculos y los problemas circulatorios.

Si por cuestiones laborales debes permanecer mucho tiempo sentado o parado, haz pausas cada media hora para mover los pies, extender las piernas o hacer movimientos que relajen el cuerpo.

También se recomienda caminar unos minutos durante el descanso, o al menos pararse para hacer estiramientos.

Asimismo, es primordial evitar cruzar las piernas, ya que es una postura que no favorece la circulación ni el estado venoso.

6. Evitar el cigarrillo

El tabaquismo no solo genera un impacto peligroso en la salud respiratoria, sino que conduce a dificultades en la circulación y afecciones como las várices.

El fumar hace que se acumulen compuestos tóxicos en el torrente sanguíneo, lo que espesa su textura y reduce su oxígeno.

El problema es que, además de provocar inflamación en las venas, también intoxica las células sanas del cuerpo y desarrolla graves enfermedades.

La mejor decisión para la salud y la belleza es evitar por completo el consumo de cualquier variedad de cigarrillo.

Fuente: http://mejorconsalud.com/

Posted in Belleza