¿Cómo cuidar tu piel después del verano?

¿Cómo cuidar tu piel después del verano?
2 mayo, 2018

Los días de verano son de los más esperados en el año y debido al clima cálido, no dudamos en exponer nuestra piel al sol. Conoce los cuidados que debes tener con tu piel después de esta temporada.

Los días soleados nos permiten usar ropa que nos deje más expuestos a los rayos del sol, en especial si vamos a la playa. Y aunque muchas veces tomes la precaución de utilizar bloqueador solar, siempre hay secuelas en tu piel que merecen ser tratadas para prevenir males mayores y lucir radiante en cualquier temporada del año. Estos son algunos de los cuidados que te recomendamos:

Hidrátate adecuadamente

Utilizar cremas hidratantes en tu piel es fundamental para que esta recupere su hidratación, después de haber sido expuesta al sol. Sin embargo, tu cuerpo en sí necesita hidratarse desde adentro. Consume dos litros de agua al día y no dejes fuera de tu dieta la ingesta de frutas y vegetales ricos en agua, estos te ayudarán a mantener un buen nivel de hidratación.

Consume vitamina C

Esta vitamina es un importante antioxidante, lo que ayudará a que tu cuerpo y tu piel se recuperen de las toxinas acumuladas durante la época de verano. Lo más recomendable es consumirla de forma natural, incluyendo en tu dieta diaria frutas ricas en esta vitamina, como es el caso de los frutos cítricos.

No dejes el protector solar

Si bien la época más calurosa ya pasó, eso no significa que tu piel vaya a quedar descuidada. Continúa utilizando tu bloqueador solar cada vez que tengas actividades en espacios abiertos y exteriores. De esta forma repararán los daños que el sol haya podido causar en tu piel y evitarás que se agraven. Siempre es mejor prevenir.

Exfolia tu piel

Después de haber sido expuesta al sol, la piel puede sufrir algunos daños e incluso puede necesitar renovarse, lo que se verá cuando empiecen a levantarse finas capas de piel que después se caerán. En este caso, te recomendamos utilizar un exfoliante suave. Puedes prepararlo en casa con hojuelas de avena y aceite de oliva. Lo aplicas sobre tu piel y luego lo retiras con agua tibia para después aplicar crema hidratante.

No olvides tus manos y pies

En el verano acostumbramos utilizar zapatos destapados, sandalias o incluso estar con los pies descalzos, muchas veces. Las manos y los pies no suelen ser áreas prioritarias para aplicar bloqueador solar, por lo que pueden resentirse después. Te recomendamos exfoliarlos uno o dos veces por semana y mantenerlos hidratados con cremas humectantes para que recuperen su suavidad habitual.

Tu Nutricionista Ideal te recomienda prepararte para la temporada de lluvia manteniendo tu piel hidratada y sana con estos cuidados. Aunque el verano ya pasó puedes lucir radiante.