Cómo cuidar de tu diabetes

Cómo cuidar de tu diabetes
30 junio, 2016

Primero debes saber que hay tres tipos principales de diabetes:

  • Diabetes tipo 1
    Con este tipo de diabetes, el cuerpo no produce insulina. Esto es un problema porque el cuerpo necesita insulina para sacar el azúcar (glucosa) de los alimentos que la persona consume para convertirla en energía. Las personas que tienen diabetes tipo 1 deben tomar insulina todos los días para vivir.
  • Diabetes tipo 2
    Con este tipo de diabetes, el cuerpo no produce o no usa bien la insulina. Las personas con este tipo de diabetes tal vez necesiten tomar pastillas o insulina para ayudar a controlar la diabetes. La diabetes tipo 2 es la forma más común de diabetes.
  • Diabetes gestacional
    Este tipo de diabetes ocurre en algunas mujeres cuando están embarazadas. La mayoría de las veces, desaparece después de que nace el bebé. Sin embargo, aun si desaparece, estas mujeres y sus hijos corren un mayor riesgo de desarrollar diabetes más adelante.

Tú eres quien controla tu diabetes día a día. Habla con tu médico acerca de cuál es la mejor forma de cuidarte la diabetes para permanecer sana. Otras personas que pueden ayudarte son:

  • Dentistas
  • Médicos especializados en diabetes
  • Educadores en diabetes
  • Dietistas o nutricionistas
  • Oftalmólogos (médicos especializados en los ojos)
  • Podiatras (médicos especializados en los pies)

Aprende más acerca de la diabetes.

  • Tome clases para aprender más acerca de cómo vivir con la diabetes. Para encontrar una clase, consulta con tu equipo de cuidados de la salud o pregunta en el hospital o en la clínica de tu zona. También puede buscar por Internet.
  • Únete a un grupo de apoyo, en persona o en el Internet, para recibir apoyo en el control de su diabetes de otras personas que tienen la enfermedad.
  • Lea los artículos sobre diabetes que aparecen en el Internet.

Si te cuidas y controlas bien tu diabetes, puedes sentirte mejor tanto hoy como en el futuro. Cuando tu nivel de azúcar en la sangre está casi en el nivel normal, es probable que:

  • Tengas más energía
  • Te sientas menos cansada y tenga menos sed
  • Orine con menos frecuencia
  • Sanes mejor
  • Tenga menos infecciones en la piel o en la vejiga

También tendrá menos probabilidad de sufrir problemas de salud a causa de la diabetes, como:

  • Un ataque al corazón o al cerebro
  • Enfermedades de los ojos cómo problemas con la vista o ceguera.
  • Daño a los nervios que haga que las manos y los pies le duelan o se sientan adormecidos o con hormigueo
  • Problemas de los riñones que pueden hacer que dejen de funcionar
  • Problemas con los dientes y las encías

Fuente: http://www.niddk.nih.gov/

Posted in Salud