Señales que bebes poca Agua

12 agosto, 2016

El agua en su estado natural produce mucho más placer y salud que una taza de café o una botella de gaseosa. Aun así, muchos no ingieren la cantidad de agua suficiente cada día, dejando a su cuerpo en escasez de este vital líquido. Si notas alguna de las siguientes señales, necesitas tomar más agua.

  1. Sientes la boca seca:
    Es un síntoma mucho más evidente que sus consecuencias. Por supuesto que cuando experimentas esta sensación vas en busca que algún líquido, pero las bebidas dulces, por ejemplo, sólo proporcionan una solución temporal al problema. El agua potable lubrica las mucosas en la boca y garganta, así la humedad permanece, como debe ser.
  2. Tienes la piel seca:
    La piel es el órgano más grande de tu cuerpo y también necesita humectación. La piel seca es uno de los primeros síntomas de la deshidratación completa que puede traer consecuencias mucho más serias. La falta de agua significa también falta de sudor que se ve reflejado en la imposibilidad del organismo de limpiarse a sí mismo (además de la orina), y dejar salir el exceso de grasa, sin hablar de la función termorreguladora del sudor
  3. Sientes tus ojos secos:
    Una de las señales de escases de agua en el organismo es tener los ojos rojos (una vez más, recuerda tu última resaca). Sin la cantidad

5 agosto, 2016

Te damos algunas recomendaciones para que tomes muy en cuenta a la hora de preparar los alimentos del bebé.

  • Los alimentos deben prepararse sin adición de sal, azúcar, ni saborizantes salados o dulces. Los alimentos o preparaciones dulces no son recomendables hasta que haya comido otros platillos ya que pueden provocar sensación de saciedad temprana, tampoco se deben utilizar como recompensa. Las niñas o niños tienden a rechazar los alimentos muy cocidos.
  • Debe tenerse presente que al iniciar la alimentación complementaria es frecuente encontrar rechazo inicial a nuevos sabores, nuevas texturas y nuevos olores o temperaturas, por lo que debe reiterarse el ofrecimiento en dos o tres oportunidades en días distintos, si el rechazo persiste debe suspenderse temporalmente y se debe intentar nuevamente en forma progresiva.
  • La temperatura ideal del alimento es de más o menos 37°C. (temperatura corporal). No es conveniente enfriar el alimento delante de la niña o niño. La espera y las manifestaciones de riesgo a quemarse producen ansiedad y temor.
  • Es recomendable que el alimento sea dado siempre en el mismo lugar, por la misma persona, en un entorno agradable y tranquilo y usando utensilios que la niña o niño identifique como propios, ya que las rutinas le ayudan a organizar sus patrones de interacción social.
  • Es preferible

5 agosto, 2016

La leche materna es el alimento principal durante los primeros dos años de vida de la niña o del niño, mientras que la alimentación complementaria ayuda a integrarlo en forma progresiva a la dieta familiar. Por tal razón el introducir alimentos no quiere decir que éstos sustituyan a la leche materna. Debe insistirse en que los alimentos no reemplacen la lactancia materna, sino que se agreguen nuevos.

Al ir creciendo la niña o niño va necesitando más nutrientes dentro de su cuerpo. A los seis meses de edad le comienzan a brotar los dientes, se sienta con apoyo y esto es señal de que puede recibir además de la lecha materna, otros alimentos machacados.

  • Durante las primeras semanas de alimentación complementaria se recomiendan los cereales ricos en hidratos de carbono. Como cereal se puede usar la masa de la tortilla mezclado con leche materna u otros cereales como el arroz. Luego, pueden incluirse las leguminosas como frijol, habas, garbanzo, arvejas molidas y coladas. Después, se recomienda introducir la yema de huevo o pollo cocido, pues contienen cantidades de hierro adecuadas e importantes para la nutrición de la niña o niño (con esto se pretende evitar problemas de anemia), además son ricos en proteínas, grasas, vitaminas y minerales.
  • Los alimentos pueden suavizarse con leche materna y gotas de aceite. (Nótese que se habla de la

30 junio, 2016

Si buscas aumentar de peso comiendo sólo grasa y azúcar, es más probable que aumentes grasa en otros lugares no muy deseados. Lo ideal es aumentar de peso consumiendo alimentos ricos en nutrientes que te aporten más calorías, ya que combinado con ejercicio, ganarás músculos en los lugares correctos.

  • Lleva un registro de lo que comes: Haz esto sólo por unos días, y verás que te ayudará a saber qué es lo que estás comiendo, y en qué cantidades. Además, pondrás atención en los horarios y así puedes hacer una dieta más específica a tus necesidades.
  • Varias comidas al día: No llenes tu cuerpo sólo 2 o 3 comidas al día, lo mejor es comer cada 3 horas en pequeñas porciones que te brinden bastantes calorías.
  • Ten siempre a la mano snacks saludables.: Pueden ser frutas, verduras, nueces, semillas, etc.
  • Aumenta el consumo de grasas magras: Para aumentar músculo definitivamente las necesitas, y ellas son: Huevo, Leche descremada y derivados (yogurt, quesos), Carne de res magra, Pescado y mariscos, Pollo y pavo sin piel, Embutidos de jamón light y de pavo.
  • Consume grasas saludables: Estas te proporcionaran bastantes calorías de manera sana, entre ellas se encuentran: Linaza o nueces adicionadas a su cereal, Nueces como meriendas combinadas con frutas deshidratadas, Aceites como aderezos en las ensaladas, Ensaladas y pl

27 mayo, 2016

Todo alimento que tiene un alto valor nutricional se considera ‘superalimento’, muy rico en nutrientes como vitaminas, minerales, enzimas activas, antioxidantes y otros fitoquímicos. Se trata de alimentas que, aunque se consuma en pequeñas cantidades, aportan mucha energía y nutrición.

  • Vegetales de hoja verde: Son los más fáciles de encontrar, muy nutritivos y depurativos y muy ricos en clorofila y de fácil absorción.
  • Brotes y germinados: El proceso de germinación hace que la semilla aumente su valor nutricional de forma exponencial y que su digestión y capacidad de absorción sean más fáciles.
  • Hierba de trigo: Alcalinizante y muy rica en clorofila, cuyo contenido es superior al 70%. Posee un elevado poder desintoxicante del organismo y en concreto del hígado.
  • Espirulina y clorella: Son microalgas con un gran contenido en clorofila, contiene proteínas más digeribles y asimilables que la carne y ofrece catorce veces más hierro que la ternera, su riqueza en antioxidantes la convierte en un alimento antienvejecimiento.
  • Semillas de Chía: Muy ricas en ácidos grasos omega 3 y 6, lo que le proporciona propiedades antiinflamatorias y protectoras.
  • Frutos silvestres: Como los frutos rojos, que ofrecen una gran can

27 mayo, 2016

Empieza agregando cierta variedad de estos alimentos a tus comidas diarias y ve sumando más de ellos cada semana hasta que se vuelvan parte de tu dieta.

  1. Tomate: tienen toneladas de cosas buenaspara tu cuerpo a corto y largo plazo. El tomate te ayuda a perder peso y a mantenerte en la medida ideal. Son bajos en calorías pero te dan la energía necesaria para que te sientas bien, adicional a esto los tomates son altos en fibra lo que ayuda bastante a tu digestión.
  2. Naranja: es rica en fibra lo cual te ayudará a regular tus niveles de glucosa en la sangre. Adicional a esto, para ayudarte a perder peso una naranja es la opción ideal para comer cuando tu paladar necesita de algo dulce.
  3. Avena: una cantidad de este cereal ayuda a regular tu metabolismo y te hace sentir satisfecha por más tiempo. Los antioxidantes y los muchos minerales que posee hacen de la avena una opción a considerar más allá de una fuente de fibra en tu plan de dieta.
  4. Especias: La semilla de mostaza le agregará un toque picante a tu comida y a la vez te ayudará a regular tu metabolismo. El jengibre por otra parte, te ayudará en el proceso de digestión, el Ginseng aumentará tus niveles de energía y la pimienta negra te ayudará a quemar calorías. Por último, si te gusta la comida india la cúrcu

25 mayo, 2016

El consumo de proteínas resulta de vital importancia para llevar una alimentación correcta en cualquier persona, pero mucho más si hablamos de los niños, que gastan mucha energía. Las proteínas son básicas para que crezcan sanos y fuertes y por eso debemos incluirlas en su dieta en la proporción adecuada.

Las proteínas se encuentran en muchos alimentos y es importante que su consumo no se limite a uno o dos tipos. Los alimentos que contienen una mayor cantidad de proteínas son la carne de ternera y de ave, el pescado, los huevos, la leche, los yogures, el queso, los frutos secos, los cereales (trigo, avena, cebada) y las legumbres. Dentro de todos estos alimentos encontramos dos grandes grupos de proteínas: las de origen vegetal y las de origen animal. Estas últimas son completas por sí mismas, pero las de origen vegetal necesitan de un cereal para cubrir las necesidades de proteína y aportar una buena cantidad de energía.

Los niños necesitan ingerir alimentos que contengan proteínas a diario. Las cantidades vienen determinadas por su peso. La proporción será de un gramo de proteína por cada kilo que pese el pequeño. Tomar demasiadas proteínas no es nada saludable para loa niños y niñas. Este exceso lo único que hace es saturar de trabajo su hígado y riñones. Además de ese sobresfuerzo, las sustancias sobrantes se convierten directamen

20 mayo, 2016

Te damos una serie de consejos nutricionales para cuidar tu alimentación y la de tu bebé, si has decidido darle pecho.

  • Lácteos: Es u elemento fundamental para la mineralización ósea del bebé, siendo aconsejable tomar cuatro raciones al día y que sean bajos en grasa.
  • Carnes: Deben ser magras y es conveniente evitar los embutidos.
  • Pescado: Consúmelo al menos 4 veces a la semana; tanto blancos como azules, son beneficiosos.
  • Huevo: Consume tres o cuatro unidades a la semana, es un alimento que contiene proteína de calidad máxima.
  • Alimentos de origen vegetal: Cereales, preferiblemente integrales y legumbres.
  • Frutas, verduras y hortalizas: Debe estar presente en tu dieta al menos 5 veces al día, incluyendo una ensalada y un cítrico.
  • Grasas: Es preferible que provengan del pescado azul, frutos secos o aceite de oliva y en cantidades moderadas.

Fuente: http://www.webconsultas.com/

11 mayo, 2016

Eres de las personas que siempre tienen antojos y por no saber qué comer siempre optas por lo más sencillo, la chatarra, pero sabes que no es bueno para ti.

Estos alimentos te ayudarán a calmar el antojo sin agregarle más kilitos a tu cuerpo pero sí nutrientes necesarios para tu salud.

  • Frutos Secos:
    Contienen grasas saludables para tu cuerpo y además ayudan a mantener tu colesterol bajo. Son buena fuente de fibra y matan el apetito.
  • Chile Rojo:
    La capsaicina es un componente que da el picante a este alimento y se encarga de disminuir los lípidos corporales mediante un mecanismo que mata las células grasas inmaduras y te ayuda a adelgazar.
  • Salmón:
    Te ayuda a sentirte satisfecha más tiempo gracias a su alto contenido en ácidos grasos omega3. Aumenta los niveles de leptina, la hormona del apetito, impulsando a la quema de grasas así como la reducción de colesterol.
  • Té de Fenogreco:
    Este té es capaz de acabar con la sensación de hambre durante más horas que muchos alimentos.
  • Manzana:
    Contiene altos niveles de fibra y esta apaga la señal que le dice al cerebro que tienes hambre, además regula los niveles de azúcar con la sangre.
  • Avena:
    Es perfecta para mantenerte satisfecha

15 abril, 2016

Éste te permite seguir escogiendo los alimentos que quieres, pero cambia el tamaño de las porciones, de manera que comes porciones más grandes de vegetales sin almidón y una porción más pequeña de alimentos con almidón.

  • Usando tu plato, traza una línea de arriba abajo. Luego dividela la parte izquierda nuevamente a la mitad, de manera que el plato quede seleccionado en tres.
  • La sección pequeña llénala con granos y alimentos con almidones: pan, arroz y fideos.
    Te sugerimos preferir los cereales integrales.
  • La otra sección pequeña, llénala con una proteína: pollo o pavo sin piel, mariscos (pescado, atún, camarones, etc.), cortes magros (sin grasa) de res o cerdo (solomito o lomo), huevos, requesón o queso bajo en grasa.
  • La sección grande llénala con vegetales sin almidón: espinaca, zanahoria, lechuga, ejotes, brócoli, coliflor, tomates, cebolla, pepino, remolacha, champiñones, pimientos y nabos.
  • Elige grasas saludables en pequeñas cantidades. Usa Aceite Ideal Girasol, Ideal Soya, Ideal Maíz, Ideal Canola o Ideal Oliva para cocinar. Puedes agregarle a las ensaladas algunos ingredientes saludables como frutas secas, semillas, aguacate y aderezos a base de aceite.
  • Para completar tu plato, agrega agua pura.

Agrega una porción de fruta, producto lácteo o ambos si tu plan te lo permite.